jueves, 14 de enero de 2016

¿CÓMO SE CITA?



Llevamos insistiendo desde principio de curso en la importancia de ser honestos en la elaboración de un trabajo y de distinguir, así pues, aquello que es aportación propia de aquello que tomamos de alguna fuente. A este respecto resultan fundamental citar con propiedad las fuentes utilizadas. Veremos a continuación cuándo y cómo hacerlo.
1. En principio, se cita para corroborar o confirmar con autoridad una afirmación nuestra. ¿Qué quiere decir “con autoridad”? Las fuentes citadas deben ser estudiosos o instituciones conocidos y respetables. En caso contrario, la cita no cumple su función. No tiene sentido, por ejemplo, citar un artículo de la Wikipedia, ya que será anónimo y desconocemos el rigor con que se ha elaborado.
2. Si citamos, se entiende que compartimos la idea de la cita, salvo que el fragmento se acompañe de crítica.
3. En cada cita deben figurar con claridad el autor y la fuente. Existen distintos procedimientos pero el más sencillo es el sistema americano, que consiste en añadir a continuación de la cita el autor, el año y el número de página del libro/artículo en que se halla la cita.
Este sistema es obligatoriamente complementario de una bibliografía en la que se utilice el formato AUTOR, año: Título, Editorial, Lugar de Edición. Si recordáis, este es el formato que os recomendé cuando aprendisteis a hacer fichas bibliográficas.
Ej: “Es difícil decir si se debe citar con abundancia o con parquedad. Depende del tipo de tesis” (Eco, 2003: 163)
Los datos entre paréntesis indican que se pueden encontrar las palabras entrecomilladas en la página 163 de la obra de Umberto Eco publicada en 2003 que figura en la Bibliografía, donde habrá una entrada como esta:
Eco, U., 2003: Cómo se hace una tesis, Gedisa Editorial, Barcelona.
De esta manera, cualquier persona que lea vuestro trabajo puede verificar la información.
4. Las citas tienen que ser fieles. Hay que reproducir las palabras literalmente. Si se ha eliminado parte del texto hay que indicarlo con ... en la parte omitida.

Practiquemos un poco lo aprendido en la entrada anterior -sobre fichas de lectura- y en esta. Vuestra tarea en esta ocasión es hacer una ficha de lectura de un artículo que os entregaré -referido a vuestros temas de trabajo-. Esta ficha no debe superar la página de extensión, debe cumplir los requisitos formales ya explicados y en ella debéis incluir obligatoriamente, además de un resumen del artículo, una cita literal que cumpla con los requisitos que acabamos de desarrollar. Para hacerlo, cread una entrada en vuestro blog con el título de “¿Cómo citar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario