lunes, 19 de octubre de 2015

LA ELECCIÓN DEL TEMA

Puede parecer sencillo pero no lo es. Como habéis podido comprobar durante estas semanas, la elección del tema sobre el que uno va a trabajar es más compleja de lo que parece y de ella depende, en gran medida, el éxito de un proyecto. Aquí van unos cuantos factores que deberíais tener en cuenta y que hemos tratado a lo largo de estas sesiones:

1. EL INTERÉS (PROPIO Y DE LOS DEMÁS):
Ya que se os ha concedido libertad prácticamente absoluta para elegir vuestro tema, es importante que os centréis en un ámbito de vuestro interés. A lo largo de las dos primeras sesiones, hablamos en el aula de vuestros intereses, resultantes de vuestras aficiones y de temas de actualidad, entre los que se contaban, a grandes rasgos, los siguientes: historia (más en concreto, la II Guerra Mundial), ecología, movimientos migratorios, el nacionalismo, el cine y el deporte.
Es importante, además, que el tema resulte atractivo para el público al que va dirigido, en este caso, vuestros compañeros y yo misma.

2. LA CONCRECIÓN Y LA MAJENABILIDAD:
Historia, cine, ecología, etc., son esferas demasiado amplias para realizar vuestros trabajos. Son simplemente las esferas, en las que se debe inscribir vuestra propuesta, que ha de ser más concreta. Un trabajo dedicado al "cine", en general, será necesariamente vago y tendrá lagunas. Siempre que sea posible, debéis aplicar a vuestros trabajos límites geográficos y cronológicos o algún otro tipo de limitación.
Yo os proponía, por ejemplo, combinar algunos de vuestros intereses para dar un enfoque original:
- La energía nuclear a través del cine
- El fracking a través del cine
etc.

3. EL TIPO DE TRABAJO:
La temática de nuestro trabajo condicionará, en gran medida, su tipología. En función del enfoque, podemos hablar de:
Trabajos experimentales: exigen por definición un método de investigación y poder trabajar en condiciones en un laboratorio con la debida asistencia.
- Trabajos teóricos: afrontan un problema abstracto como "el concepto de libertad", "la existencia de Dios", "el código genético", etc. Como nuestra experiencia a la hora de tratar con estas cuestiones es limitada, acaba derivando en un enfoque demasiado personal, no demasiado riguroso, o bien en un enfoque panorámico.
- Trabajos panorámicos: como su propio nombre indica, en ellos se plantea una visión de conjunto y, por lo general, superficial.
- Trabajos monográficos: se centran en un aspecto concreto de una disciplina o problemática.

Vuestros trabajos en esta asignatura serán monográficos.

4. LAS FUENTES:
Un aspecto fundamental a tener en cuenta a la hora de seleccionar el tema de vuestro trabajo es la accesibilidad de las fuentes. No tiene sentido plantearse un trabajo cuyas fuentes no podamos consultar. En nuestro caso, nos serviremos de los fondos bibliográficos de la biblioteca del instituto, de los del Ateneo de la Calzada, de prensa, de páginas de confianza de internet, etc.
En próximas entradas, de hecho, os daré algunos trucos para moveros por la biblioteca.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario